Imprimir

Planificación Estratégica 2010-2013 (descargar pdf) 
Actualmente prorrogado y en vigor

Objetivos estratégicos

Sobre la base de nuestros principios orientadores y teniendo en cuenta el contexto sobre el que se desarrolla nuestro trabajo, nos planteamos los siguientes Objetivos Estratégicos que definen aquello que queremos conseguir con nuestras actuaciones durante los próximos cuatro años:

          1. Mejorar la calidad de nuestras intervenciones de cooperación al desarrollo impulsando un modelo de trabajo basado en el logro de resultados. El prestigio y la calidad de nuestros proyectos hacen que H+D haya merecido la confianza de Administraciones Públicas y de empresas privadas. No obstante debemos continuar reforzando nuestro modelo de intervención orientado a la obtención de resultados, colaborando para afianzar unas condiciones mínimas para que las personas sean motores de su propio desarrollo en sus lugares de origen.
             
          2. Mejorar nuestra estructura organizativa impulsando una cultura de calidad y transparencia en los procesos de trabajo y Fortalecer nuestra estructura territorial.
             
          3. Impulsar el trabajo en red con otras organizaciones, sobre la base de objetivos compartidos y conforme a principios de autonomía y de respeto mutuo.

Líneas estratégicas de trabajo de H+D

El bagaje y experiencia de la Fundación han configurado aquellas líneas de intervención que con el tiempo se han consolidado como estratégicas para nuestra labor.

Las intervenciones de H+D en cooperación al desarrollo se sostienen sobre las siguientes líneas de acción:

      • Cooperación social,
      • Fortalecimiento institucional
      • Educación para el desarrollo y sensibilización social
      • Migraciones y codesarrollo

Líneas transversales de trabajo de H+D

Independientemente de las áreas de trabajo que a lo largo de los años de trabajo de la Fundación se han ido definiendo como prioritarias, hay una serie de orientaciones que no pueden obviarse en ninguna de las intervenciones que desde H+D se llevan a cabo, todas ellas en consonancia con las también señaladas por muchos de nuestros financiadores.

          • La lucha contra la pobreza. Entendida como misión fundamental de H+D en el ámbito de la cooperación internacional al desarrollo, dentro del marco de los informes y documentos de Naciones Unidas, sin obviar nuestra propia experiencia en el terreno, compartida con las organizaciones locales. Tal misión se materializa en la identificación y ejecución de proyectos encaminados a la mejora de las condiciones de vida de las personas que viven en las zonas más deprimidas, sin recursos y sin capacidad de generarlos a corto plazo, como son las áreas rurales más abandonadas. En el caso concreto de la lucha contra la pobreza se trata de un elemento que da sentido a todas y cada una de las acciones que desde la Fundación se llevan a cabo.
             
          • Fomento de la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres, incorporando en las diferentes intervenciones la perspectiva de las relaciones existentes entre los sexos en todos los procesos de decisión de las mismas, haciendo que sean útiles a la igualdad de oportunidades tanto entre los beneficiarios como entre nuestros socios locales, de manera que con nuestras acciones además de los objetivos inherentes a cada una de ellas se pueda abrir un proceso participativo de sensibilización, reflexión y análisis sobre este tipo de cuestiones.
             
          • Sostenibilidad medioambiental. En este sentido hemos hecho nuestras las ideas que al respecto se han afianzado desde la década de los ochenta en cuanto a la concepción de contar en el modelo de crecimiento con los mecanismos que hicieran posible un sistema económico que "satisface las necesidades de la generación presente sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer sus propias necesidades". Se trata de mejorar la calidad de vida de todos, sin aumentar el uso de recursos naturales más allá de la capacidad del ambiente de proporcionarlos indefinidamente, lo que requiere una puesta en marcha de acciones, de cambiar políticas y prácticas en todos los niveles, desde el ámbito individual hasta el internacional.
             
          • Fortalecimiento institucional. Es este un componente transversal presente cada vez con mayor fuerza en todas nuestras intervenciones de cooperación internacional al desarrollo. En el marco de apoyo a nuestras entidades colaboradoras, así como a otras muchas entidades beneficiarias de los proyectos, hemos buscado acompañar las intervenciones de cobertura social con un componente de refuerzo de sus propias capacidades de actuación sobre el terreno.

Esa labor se ha constituido, por sí misma, en una de nuestras líneas estratégicas de intervención, buscando aumentar las capacidades sociales e institucionales. Los proyectos de fortalecimiento institucional apoyan procesos a medio y largo plazo para afirmar la viabilidad de las organizaciones que trabajan en la lucha contra los causas de la pobreza, sean esas entidades públicas y/o privadas. Muy especialmente, asumiendo los componentes del Informe de Desarrollo Humano del 2002, que identificaba la democracia como un factor esencial para avanzar en el desarrollo.

Entre las actuaciones más prioritarias hemos asumido la modernización de las administraciones públicas locales como un componente importante de la gobernabilidad que es capaz de ofrecer respuestas directas a las poblaciones que más sufren las carencias derivadas de la pobreza endémica y afianza la confianza del ciudadano en la democracia.

Sitio creado por Taiko Solutions S.L.