LÍNEA SOCIAL
Dentro de este ámbito, nos propusimos el reto de mejorar la estabilización social de las comunidades con el fin de conseguir una transición desde una ya asumida “cultura de la violencia” a una nueva “cultura de la paz”


OBJETIVO:


La línea social es la base para asegurar la sostenibilidad del resto de las acciones del convenio. Por ello nos propusimos lograr el fortalecimiento de estas comunidades caficultoras y la Gobernabilidad democrática formando a las personas para la resolución de conflictos a través de mecanismos pacíficos y democráticos y, al mismo tiempo, hacerles partícipes de su propio desarrollo.

CÓMO HACERLO :

Un equipo de 24 personas formadas en "cultura de paz" trasmitieron valores a través de acciones de pedagogía social, refuerzo de la presencia institucional y diálogo con sus representantes, la creación de espacios de participación democrática, desarrollo y fortalecimiento de actitudes comunitarias y personales que propicien confianza mutua, colaboración, solidaridad y resolución creativa y pacífica de conflictos.

RESULTADOS:
Formación de 362 líderes de todos los municipios participantes, para que se convirtieran en los protagonistas en la creación de una nueva cultura de paz en sus comunidades.

Estos conocimientos y valores fueron a su vez transmitidos por los lideres a los miembros de sus comunidades, donde 6.667 personas, víctimas de la cultura de la violencia, han podido encontrar nuevos escenarios de convivencia a través de la pedagogía social, la ampliación de sus capacidades y el fortalecimiento de instituciones sociales básicas.
También hemos contribuido al fortalecimiento y creación de instituciones democráticas y participativas en el ámbito de cada municipio, con mesas de encuentro, diálogo y concertación entre comunidades, instituciones públicas y organizaciones de base que han servido para la canalización de propuestas e inquietudes de los habitantes de las comunidades.
Igualmente, como forma de promover la participación democrática y social de la población campesina, se han creado medios de comunicación comunitarios –radio, boletines y periódicos locales- promoviendo la participación de la población campesina en los mismos. Escuche un ejemplo aquí

En definitiva, hemos apoyado la construcción de las bases sólidas de la nueva cultura para la paz que empieza a surgir hoy en Colombia después de años de conflicto armado, que nos permitan hablar en el futuro de paz estable y duradera.
Materiales publicados:


Módulo "Convivencia pacífica"

Manual del gestor de convivencia pacífica y desarrollo social

Módulo "Comunicándonos a través de la radio"


VOLVER A PÁGINA PRINCIPAL